El método Silva es cada vez más conocido gracias a la efectividad que sienten las personas que lo emplean en su vida, aunque esto dependerá de cada uno. Este método es de autoayuda y desarrollo mental que fue ideado por José Silva en 1966 y está destinado a mejorar el cociente intelectual de las personas y desarrollar habilidades mentales como la capacidad de la clarividencia o la sanación. Hay muchas personas que son totalmente escépticos con este método y otros que afirman, que les ha cambiado la vida.

Existen cursos y seminarios bastante caros para formarse con este método, libros que se pueden encontrar fácilmente… Pero es necesario entender exactamente de qué trata para poder pensar si este método es para ti o simplemente merece la pena conocerle.

Qué es el método silva
El método Silva tiene un conjunto de técnicas destinadas a desarrollar las capacidades innatas de las personas, capacidades que si no se ejercitan siempre se quedarán durmiendo y no las podremos aprovechar. No se necesita experiencia previa, cualquier persona puede practicar el método Silva siempre y cuando quiera conseguir buenos resultados en su vida.

El conjunto de técnicas que se desarrollan y aprenden con este método tienen como objetivo desarrollar capacidades para poder resolver los problemas de la vida cotidiana, estando en estado de relajación y mejorar la calidad de vida de cualquier persona.

meditación método silva

Estas técnicas se basan en utilizar las frecuencias cerebrales de las personas, y poder utilizarlas las ondas más bajas de forma consciente obteniendo información de nosotros mismos y autoprogramarnos para lograr diferentes objetivos, que depende de cada persona.

El cerebro tiene la frecuencia más baja cuando estamos en el sueño profundo, y hay que entrenar para llegar a esas ondas sin dormirnos, es decir, en estado de conciencia. Cuando el cerebro trabaja el autocontrol mental en sus ondas más bajas, es más efectivo. Los impulsos eléctricos del cerebro se transmiten de una neurona a otra y llevan información. Estos impulsos pueden variar de ritmo, intensidad, etc., creando diferentes ondas cerebrales que se pueden medir con un electroencefalograma.

Las ondas cerebrales constituyen un estado de conciencia distinto en las personas, siendo las cuatro principales las siguientes: beta, alfa, theta, delta y gamma. Jose Silva afirmó que las personas tienen que estar en un estado mental determinado para poder conseguir los buenos resultados, debía ser un estado de bajas ondas cerebrales y no de ondas beta, que son las ondas con las que estamos despiertos e interactuando con el entorno de forma consciente.

Para poder dominar el método Silva y trabajar a nivel inconsciente siendo consciente, hay que haberlo a través de la meditación, relajación y control mental.